Las 80 familias desplazadas de la Sierra de Tlacotepec en Guerrero, advirtieron que podrían regresar a plantarse frente al Palacio Nacional, aunque ahora lo harían para instalar sus viviendas de manera definitiva, ante el miedo de que los civiles armados de Tlacotepec incursionen en la cabecera municipal de Chichihualco, Guerrero.

El vocero de las familias desplazadas de la Sierra de Leonardo Bravo, Crescencio González Pacheco, señaló que hasta el momento, el gobierno federal no ha instalado dispositivos de vigilancia para evitar que los civiles armados de Tlacotepec ingresen a Chichihualco, como prometió.

Para que dejaran el refugio instalado en el auditorio municipal, el gobierno federal se comprometió a vigilar tres puntos que son claves para evitar una irrupción de gente armada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here