Por Ezequiel “Ezuu” Ov

Una de las últimas leyendas de la época de oro del cine estadounidense, Olivia de Havilland, a sus 104 años, falleció el sábado mientras dormía en su casa en París.

Olivia fue una reconocida y amada actriz que alcanzó el estrellato en 1939 con el estreno de “Gone With the Wind”, una de las películas más famosas de todos los tiempos, así como la más taquillera en la historia (contando la inflación). Posteriormente, su maravillosa actuación en “To Each His Own” y “The Heiress” le otorgaron dos premios Oscar por Mejor Actriz.

De Havilland además es reconocida por ser la iniciadora de la lucha contra las injusticias contractuales que los jefes de estudio ejercían sobre los actores. Ella luchó para que profesionales como ella pudieran tener mayor libertad en su trabajo y dejaran de depender tanto de los deseos de aquellos a cargo de los estudios.

Por esto y más, Olivia de Havilland y su maravilloso trabajo siempre serán recordados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here