Las autoridades federales de inmigración han dejado de otorgar estatus especial a extranjeros que piden quedarse en el país por tratamientos médicos u otras circunstancias especiales.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) señaló que en cartas enviadas este mes que ha dejado de considerar estas solicitudes. La única excepción es para miembros de las fuerzas armadas y sus familias.

Por su parte, médicos, abogados de inmigración y activistas calificaron el lunes en Boston la decisión de sentencia de muerte para familias que buscan tratamientos de vida o muerte para niños con cáncer, fibrosis quística, parálisis cerebral, distrofia muscular y otras afecciones complicadas.

El cambio de política entró en vigor el 7 de agosto. Agregó que todas las solicitudes pendientes están siendo rechazadas y las familias están siendo notificadas por correo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here