Tras confirmar que se mantienen en contacto con el actor Ryan Reynolds, los productores y guionistas Rhett Reese y Paul Wernick adelantaron que la próxima entrega de Deadpool se mantendrá con clasificación R.

Por su alto contenido de violencia y lenguaje fuerte, la película fue clasificación R en Estados Unidos, en tanto que en México fue catalogada por la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía, como B-15.

Deadpool 2 (2018) obtuvo la misma clasificación y consiguió 785 millones de dólares. Fue a principios de este 2019 que Disney se convirtió en dueño de la compañía y las especulaciones comenzaron.

Las declaraciones de Rhett Reese y Paul Wernick además confirmaron que Ryan volverá a portar el traje rojo del antihéroe.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here