Corea del Norte disparó dos proyectiles de corto alcance en un momento en que el Pyongyang y Washington parecen estar acercando posiciones con vistas a retomar el diálogo sobre desnuclearización.

Este ensayo del régimen norcoreano, se produjo horas después de que la viceministra de Exteriores, Choe Son-hui dijera que Corea del Norte, tienen intención de diálogo con representantes de la Casa Blanca a final de mes.

“Estamos dispuestos a sentarnos con la parte estadunidense, para mantener discusiones exhaustivas sobre los temas que hemos abordado hasta ahora, en una fecha y un lugar que deberán acordarse a fines de septiembre”, señaló Choe.

Es el décimo ensayo de armas norcoreano en lo que va del 2019, después de que el régimen de Kim Jong Un estuviera 17 meses sin realizar ninguna prueba de este tipo.

Por su parte, el Estado Mayor Conjunto surcoreano informó que Pyongyang disparó a modo de prueba dos proyectiles de corto alcance no identificados hacia el Mar de Japón.

Se trató de misiles mientras la inteligencia estadunidense y surcoreana continuaban analizando las especificaciones adicionales de lo testado hoy- recorrieron unos 330 kilómetros y alcanzaron un apogeo de entre 50 y 60 kilómetros.

El propio Estado Mayor y el Consejo de Seguridad Nacional surcoreano condenó la acción e instaron a Pyongyang a no repetir gestos que contribuyen a elevar la tensión regional.

Donald Trump, por su parte, se pronunció sobre el texto en cuestión antes del ensayo de armas, aunque no confirmó definitivamente si ambas partes se reunirán a fin de mes.

“Veremos qué pasa, pero siempre digo que mantener reuniones es algo bueno, no algo malo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here