Por Delia H. Rojas

Tras cancelar las clases debido al Coronavirus, la única opción para los estudiantes en México y en algunos otros países del mundo ha sido estudiar desde casa. Por ello, las clases en línea se han implementado con el objetivo de no perder lo aprendido hasta ahora y evitar perder el plazo en el aprendizaje.

Sin embargo, nadie pensó en el lado negativo de esta situación. Existen varias personas que lamentablemente no tienen los recursos necesarios para poder estudiar desde casa y como única alternativa, era ir a cybers para realizar sus actividades correspondientes, pero debido a que están cerrando diversos lugares, esto puede ser imposible en algunas instancias.

Por otro lado, esta nueva situación ha provocado que todos los profesores, independientemente de su formación tecnológica, han debido adaptar su pedagogía a los nuevos medios o a las plataformas digitales que su institución ofrece. En otras palabras, esta situación ha exigido a los docentes una rápida adaptación a herramientas de trabajo para no dejar a sus alumnos atrás.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here