El ciclón Kenneth azotó el norte de Mozambique, con fuertes vientos que arrancaron árboles y causaron cortes en el sistema eléctrico.

Esta catástrofe se presenta un mes después del devastador paso de Idai que dejó más de mil muertos en el sur de África.

El Gobierno de Mozambique ordenó el cierre de todas las escuelas de la región como medida de precaución. Según el Instituto de Gestión de Emergencias de Mozambique (INGC), Kenneth amenaza a casi 700.000 personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *