Dos jets de la fuerza aérea alemana chocaron en el aire durante una misión de práctica en el noroeste de Alemania, dejando un piloto muerto.
El piloto del otro Eurocaza pudo eyectar a salvo y sobrevivió.
Las cazas desarmados chocaron poco antes de las 14:00 horas (local), cerca del lago Mueritz, a unos 100 kilómetros al norte de Berlín.
La policía en Neubrandenburg dijo que uno de los pilotos fue hallado con vida en un bosque. Cuadrillas de rescate también hallaron restos humanos cerca de la aldea de Silz.
“Rescatamos a uno de los pilotos, pero estaba muerto (…) el otro se salvó a sí mismo, usando su paracaídas está vivo. Está siendo atendido por socorristas”, anunció la fuerza Área.
La policía advirtió al público que no se acercara a los restos de los aviones porque podrían ser peligrosos. Se enviaron bomberos para apagar incendios causados por el choque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *