La casa natal de Adolf Hitler en Braunau, en el norte de Austria, será transformada en una comisaría de policía, anunció el martes el Ministerio austriaco del Interior, tras años de litigio con la familia propietaria.

El gobierno austriaco quería evitar que la casa donde nació Adolf Hitler el 20 de abril de 1889 se convirtiera en un lugar de peregrinación.

Pero no fue hasta este año que concluyó la batalla jurídica sobre el monto de compensaciones financieras a la familia Pommer, dueña de la vivienda desde hace casi un siglo.

El Ministerio del Interior señaló que ahora iba a solicitar varios proyectos de arquitectos para la transformación de la casa en comisaría.

La más alta jurisdicción austriaca acordó este año 810 mil euros (896 mil dólares) de compensación a la familia Pommer, que alquilaba la construcción de 800 metros cuadrados al ministerio de Interior desde los años 1970.

Había sido utilizada como un centro para personas con discapacidad.

Pero la familia Pommer rechazó financiar una serie de obras de renovación, y también se negaba a vender la casa. Al final estaba vacía.

Aunque Adolf Hitler pasó poco tiempo en esta casa, se convirtió en un lugar de cita de nostálgicos del III Reich.

La Alemania nazi anexó Austria en 1938, poco antes de lanzarse a una campaña de conquista militar y exterminio racista en Europa que provocó decenas de millones de muertes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here