El primer ministro británico, Boris Johnson, se mostraba determinado este martes a esforzarse por encontrar un nuevo acuerdo de divorcio con Bruselas.

 

Esto, tras ver bloqueada por el parlamento la posibilidad de un Brexit sin acuerdo y denegadas unas elecciones anticipadas para salir del bloqueo.

 

Su enviado especial, David Frost mantendrá conversaciones con los negociadores europeos, el jueves y el viernes, y se celebrarán también en Bruselas reuniones técnicas por separado, precisó el portavoz.

 

Queda un largo camino por recorrer y costará mucho trabajo conseguir un acuerdo en la cumbre europea del 17 y 18 de octubre, pero ese es el objetivo.

“Iré a esa cumbre crucial en Bruselas el 17 de octubre y no importa cuántos dispositivos invente el parlamento para atarme las manos, me esforzaré por llegar a un acuerdo  en aras del interés nacional”, afirmó.

Johnson recibió a los líderes del partido unionista norirlandés DUP, Arlene Foster y Nigel Dodds.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here