El presidente, Andrés Manuel López Obrador reconoció que a pesar del aumento de 16 por ciento al salario mínimo de México, en países de Centroamérica con altos niveles de expulsión de migrantes los sueldos son al doble.

Señaló que en Guatemala, Honduras y El Salvador, al igual que en China, los salarios precarios la convirtieron en la fábrica del mundo, pero ahora esa percepción es superior a la de México.

López Obrador consideró que incrementar los minisalarios es posible de forma gradual, ya que todo depende de cómo se administre el presupuesto.

“Cuando empezó el auge en China decían que ellos tenían como ventaja comparativa que pagaban muy bajos salarios y que por eso, China se convirtió en la fábrica del mundo, pero ahora resulta que el salario allá es superior también al salario de México; entonces sí es un tema que vamos a tratar”.

El mandatario recordó que antes los sueldos aumentaban por debajo de la inflación y hace 30 años el salario mínimo alcanzaba para comprar 50 kilos de tortillas, mientras que ahora alcanza para seis.

Posta

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here