AMLO, el más grande o el peor

AMLO, el más grande o el peor

28 octubre, 2019 0 Por Acrópolis Multimedios

En mi condición de periodista me muevo en diversos segmentos
sociales. Convivo, platico, interactúo con adversarios y
simpatizantes del presidente Andrés Manuel López Obrador y
también entrevisto a personas que ni les va ni les viene la política.

 

Realicé sondeos en distintos estratos de los cuales transcribiré las
siguientes someras conclusiones.

 

Los más pesimistas opositores de López Obrador imaginan un
ominoso escenario posible para el final de este régimen.

 

Ahí les va:

–Prevén fugas de capitales, cierres o quiebras de empresas,
disminución del turismo internacional, cárteles criminales
controlando territorios, comenzando por el estado de Sinaloa;
aumento de secuestros, violaciones, feminicidios, balaceras y
ejecuciones a plena luz del día por bandas delincuenciales,
extorsiones, actos vandálicos por doquier, robos en residencias y
negocios, asaltos en caminos y carreteras, cobros por derecho de
piso, sobornos.

 

–Grupos y organizaciones como la CNTE y otras iguales o más
radicales bloqueando calles, puentes y carreteras, tomando
edificios públicos para exigir más y más concesiones; linchamientos de maleantes sorprendidos en flagrancia, huelgas, despidos de empleados de la iniciativa privada y del gobierno, baja o nula producción en el campo, escasez de alimentos, desabasto de medicamentos, gasolinas, gas y electricidad.

 

–Rumores de que el presidente pretende reelegirse o se encuentra enfermo y achacoso por estrés y que el gobierno de Estados Unidos está a punto de enviar tropas para propiciar condiciones para un golpe de estado.

 

–Se generaliza la desobediencia civil y finalmente las fuerzas
armadas, o sea, Ejército y Marina, deciden tomar el poder y
decretan toque de queda y pena de muerte para quienes cometan
delitos graves, por corrupción en primer lugar. Esto lo auguran quienes no confían en AMLO. Veamos las predicciones de la optimista contraparte:

–Dentro de cinco o seis años México se ubicará entre los países
más seguros y menos corruptos del mundo, con alto crecimiento
económico, sin riesgo de recesión, su democracia será ejemplar, la
educación excelente, también los servicios de salud, atractivo para
el turismo y las inversiones extranjeras, se respetarán los derechos
humanos.
–La procuración e impartición de justicia serán prontas, expeditas y confiables, la pobreza se habrá reducido de manera sustancial y
desde diversos países propondrán a Andrés Manuel López Obrador para el Premio Nobel de la Paz.

 

La cuarta transformación habrá sido un éxito y AMLO un héroe a la altura de Hidalgo, Morelos, Juárez, Madero y Lázaro Cárdenas.