El presidente, Andrés Manuel López Obrador, dijo estar dispuesto a comparecer para exponer sus motivos sobre las acciones de seguridad llevadas a cabo el pasado 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa.

 

El mandatario señaló que se dio a conocer que van a presentar una denuncia en contra mía los dirigentes del PAN, los que son partidarios del uso de la fuerza, los que con su estrategia convirtieron al país en un cementerio.

 

López Obrador aseguró que él nunca optará por la guerra, la confrontación o el uso de la fuerza, porque lo que importa es la vida.

 

Además denunció que los funcionarios corruptos, conservadores, aplicaron una política de confrontación para supuestamente garantizar la paz y la tranquilidad, pero considera que fue insensata, porque produjo más violencia, sufrimiento y masacres.

 

Finalmente, consideró que pasará el tiempo y a gente de Culiacán podrá juzgar si se hizo bien o mal, pero él tiene la conciencia tranquila y sabe que se actuó de manera correcta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here