Por Delia Montserrat Hernández Rojas
Es una película de drama musical, estrenada en el año 1979, la cual fue dirigida por Bob Fosse. Una historia basada en la vida del director durante una época en la que él tuvo un tiempo difícil mientras editaba una película y dirigía una obra en Broadway.

Una representación egocéntrica de una persona que, sin duda, alguna vez en nuestra vida hemos conocido. Una persona adicta a sus deberes tanto, que no puede dejarlos a un lado y es lo único por lo que vive y lo hace feliz. Errores humanos que por supuesto todos cometemos.
El director nos muestra sus altos y bajos, su realidad y su escape de ella, Dos perspectivas de la vida y la bizarra muerte, son cosas características de esta película, sin mencionar las excelentes actuaciones del cast y sobre todo del protagonista, Roy Scheider.
Los números musicales excelentes, hacen que apreciemos la danza como se debe, cada pequeño movimiento y coordinación es visualmente satisfactoria, las canciones cada una cuenta con una interpretación apasionada con mucho significado, pero hay que reconocer la transición del número “Bye Bye Life” una representación de aceptación pacífica, con un escenario de esa época ochentera, con luces y vestuarios brillantes.
Por otro lado, desde un punto más técnico, a finales de los años sesenta, se comienza a producir cine en estilo documental, el cual en Norteamérica ya se había perdido hace tiempo, pero empieza a retomarse poco después y eso tiene influencia en la película ya que, All that Jazz parece que esta filmada en estilo documental falso por algunas escenas. Con respecto al cigarro que tuvo cierto impacto, debido a que durante ese tiempo esa acción se podía realizar en cualquier parte, incluso en el hospital tal como se representa en la película.
También en los años setenta, fue cuando en Estados Unidos, las drogas estaban en auge y eso lo vemos reflejado en la película con su protagonista desde la escena inicial; de igual manera, durante esos años una película pornográfica provoco mucha controversia, ya que, había sido exhibida en todas las salas convirtiéndose en una de la
Es primeras películas de ese tipo en hacerlo, como consecuencia algunas escenas de All That Jazz no mostraron algunos desnudos, aunque estuviesen justificados por la danza que de alguna manera era erótica.

En cuanto al cine musical en esa década, o a los musicales en general, no habíamos tenido un acercamiento tan crudo de una realidad en cuanto a una persona e incluso de la farándula, pues, anteriormente los musicales eran historias simples de amor como, Grease la cual tuvo mayor reconocimiento que All That Jazz, sin embargo, años después y hasta la fecha, ambos se pueden considerar como películas de culto.
De esta manera, Bob tenía cierto reconocimiento para ese entonces, porque años antes había estrenado Cabaret película con la cual ganó el Oscar a mejor director. Con esta película logró llevarse 4 premios de la academia. En conclusión, es una historia profunda con un mensaje que nos hace valorar las cosas por más mínimas que sean, y triste saber que el director murió 10 años después igual que el personaje de su película.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here