Una mujer embarazada o un recién nacido muere en algún lugar del mundo cada 11 segundos, lo que supone 2.8 millones de vidas al año, alertaron el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

El director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus recordó que en los países que brindan a todos servicios de salud seguros, asequibles y de alta calidad, las mujeres y los bebés sobreviven y prosperan.

 

Las nuevas estimaciones revelan que 6.2 millones de niños menores de 15 años murieron en 2018, y más de 290 mil mujeres murieron en 2017 debido a complicaciones durante el embarazo y el parto.

 

Del total de muertes infantiles, 5.3 millones ocurrieron en los primeros 5 años, con casi la mitad de éstos en el primer mes de vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here