Este martes, Alemania recordó la construcción del muro de Berlín, un gigantesco operativo logístico que se inició a la una de la madrugada del 13 de agosto de 1961 y al que siguieron 10 mil 680 días de división traumática.

“La Construcción del muro produjo una escisión histórica a escala mundial (…) El destino de los berlineses quedó marcado por ese trauma durante décadas”, afirmó el alcalde de la capital alemana, Michael Müller.

El acto en memoria de esta fecha tan importante para la ciudadanía berlinesa, se llevó a cabo en la Bernauerstrasse, una de las calles que quedó partida, símbolo ahora del desgarro humano, urbano y político que se desencadenó.

El centro de documentación que acompaña al memorial trata de trasladar al visitante actual, la magnitud del desgarro, desde ese 13 de agosto hasta el 9 de noviembre de 1989.

La descomunal operación que precedió al trazado de esa división, que dejó encorsetado el sector oeste entre 155 kilómetros de alambradas, primero, y muro de hormigón, después, estuvo precedida por un desmentido más que delator.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here