El peronista de centro-izquierda Alberto Fernández asumió este martes el mando de Argentina, ante la ovación de legisladores y de miles de argentinos que creen que “la esperanza” volvió al país.

“Recibimos un país frágil y golpeado. Apelamos al compromiso de todos los sectores”, dijo Fernández tras jurar como presidente, en reemplazo del liberal Mauricio Macri, para un periodo de cuatro años.

El flamante mandatario recibió la banda presidencial y el bastón de mando de parte de Macri en el Congreso.

Una escena muy diferente a la de hace cuatro años, cuando Cristina Kirchner dejó la presidencia un día antes de lo previsto y Macri fue investido por el presidente provisional del Senado.

Kirchner, de 66 años, juró a su vez como vicepresidenta y asumió la presidencia del Senado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here