En Europa por motivo de Covid-19, por el cual se ha ilustrado los efectos profundamente negativos que la pérdida del olfato –síntoma: efecto secundario de la enfermedad puede tener en nuestro bienestar mental y físico. La pandemia ha puesto de manifiesto la fragilidad de nuestro entorno sensorial y la necesidad de preservar los olores que tienen significado para las comunidades

Un equipo de historiadores, científicos, expertos en inteligencia artificial y perfumistas anunció el martes el lanzamiento de un ambicioso proyecto para identificar, recrear, archivar y exponer al público los olores del pasado histórico de Europa desde el siglo XVI.

“Queremos enseñar a la computadora a ver un olor”, explicó Peter Bell, profesor de humanidades digitales en la universidad alemana de Erlangen-Nuremberg. “Nuestro objetivo es desarrollar una ‘nariz informática’ capaz de rastrear los olores y las experiencias olfativas”, precisó.

Se espera que la investigación tome camino con el tiempo y de resultados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here